sábado, 13 de abril de 2013

LO QUE ELIGE VENEZUELA EN POCAS HORAS



Tiempo inminente, te acercas lentamente con el paso de las horas, traes ese momento, esa oportunidad o esa desgracia. El silencio invade las calles conforme pasan los minutos. El fanatismo, aún duerme en este experimento al que los hombres y Dios le han dado el nombre de Venezuela.

La mezcla de esperanza y miedo se debaten en los corazones de las personas que aman este país. Las preocupaciones pierden su protagonismo, sólo se piensa en el futuro, se auguran las consecuencias de los posibles resultados, nadie se da por ganador, nadie se da por perdedor, que extraño momento es este. La verdad no tiene dueña pero la mentira si, que difícil diferenciar eso.

Ciegos votan y capacitados se abstienen, el mundo al revés ha tocado puerto sobre la pequeña Venecia de Colón. Sorteamos la responsabilidad de todos en dos personas, que lamentablemente nunca van satisfacer lo suficientemente bien al pueblo venezolano.

Pero hay una persona que lo rodea un aire gris, el de la muerte, la oscuridad parece ser su trinchera, no hay luz en ese ser, sólo un gran odio y resentimiento.

Existe otra persona muy devota y espiritual, alguien con defectos como todo humano, pero con una voz de sinceridad al hablar y un verdadero deseo de trabajar por lo más querido por la gente, más allá de la economía, más allá del juego absurdo de gobernar a los hombres, todo el país quiere la unidad, ese encuentro entre hermanos, no se quieren peleas, se quiere paz y para bien o para mal, sólo una de las dos personas puede hacerlo realidad.

Despido mis palabras con un miedo terrible por el próximo día 14 de Abril, porque hasta el más fanático de lado y lado, sabe que es la última oportunidad de elegir caminos más brillantes para el país o condenarlo a la miseria física, mental y espiritual.

Todos a Votar

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada