viernes, 10 de mayo de 2013

La ironía de una buena conversación


: ¡Conflictos!  ¡Decepciones! ¡Incertidumbre!

: En un país emocional…cada episodio lo vivirás con un drama más intenso que el anterior.  No hay mecenas que financie aventuras osadas al margen de la democracia.

: Ni hay mesías que con tronar los dedos solucione los problemas que el hombre ha creado.

: La desesperación por soluciones efectivas menoscaba el alma de aquellos incapaces, que no pueden ver más allá del grueso de sus chequeras, el número de dígitos en sus tarjetas o el beneficio de entrar en algún club de prestigio, donde fueron rechazado en un pasado no tan remoto.

: Los hijos de los pobres y de los ricos, ya no se diferencian, todos herederos de un país divido por falsas promesas de tiempo anteriores a ellos, que incompresible y que peso tan grande cargan aquellos hijos que crecieron rápido, que sabían más de política que de amor entre los iguales.

: La mentira es la invención del hombre para no mirarse en el espejo de la verdad, para no ver sus cicatrices ni los resentimientos, que han marcado su actitud para sus semejantes.

: La verdad se vuelve épica y poco creíble. En una tierra donde el cinismo es rutinario, la sinceridad innovadora y buscada por aquellos que ¡No tienen boca! ¡Ni lengua! para proclamar una verdad por pequeña que sea.

: El crimen se pasea por las calles, por los pequeños puesto de perros calientes, las salidas del subterráneo, los puestos de comida rápida, no hay lugar donde el cuello no gire 180° para definir el camino a tomar.

: Se comenta mucho sobre la inseguridad, aunque nunca se sabe que concepto es ese.

: No es lo mismo sentirse  inseguro, que ser inseguro

: Tal vez sea un poco de ambas.

: Bueno, aquí en esta tierra poseída por el realismo mágico…

:¡No hay seguridad absoluta ni definición clara! sólo el caos justificado por la paz inalcanzable, comparable con las búsqueda del pueblo de Israel y su tierra prometida.

: Intolerancia de ideas y de emociones…

: Cuestión ineludible a un problema de crianza ¿Quién es nuestro padre?

: ¿Quién es el culpable?

: Siempre buscamos el culpable del fracaso de nuestras banales vidas.

: Siempre es más fácil seguir a alguien, que trabajar para progresar.

: Siempre es  más fácil culpar a alguien, que revisarse.

: Caudillos y pueblo, el matrimonio típico de la pequeña Venecia.

: ¿También de la patria grande?

: ¿Izquierda o derecha?

: Dividí y vencerás…

: La verdad  es que somos circunstancias dando vueltas en el tiempo. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada