viernes, 23 de enero de 2015

El Estado Islámico y la comunicación: La visión musulamana



Perspectiva Oriental

Una postura importante, pero que diversos medios de comunicación no cubren, sobre todos los más occidentales, esla postura de aquellos grupos y personas practicantes del Islam. Sin embargo, no faltan las voces que se hagan escuchar dentro y fuera del mundo musulmán. 

Para Hazrat Mirza Masrur Ahmad,  líder mundial de la Comunidad musulmana Ahmadía y Quinto Jalifa, el Estado Islámico supone una terrible amenaza para el mundo. Establece que lo que más lamenta es el hecho de que se ejecuten actos de violencia en nombre del Islam. 

Los musulmanes son amantes de la paz, estas ideologías brutales e inhumanas en absoluto tienen nada que ver con la religión. Al contrario, en todos los aspectos, y a todos los niveles, las enseñanzas del Islam garantizan la paz y la seguridad de todas las persona”, dice Hazrat Mirza Masrur Ahmad.


Hazrat Mirza Masrur Ahmad,  líder mundial de la Comunidad musulmana Ahmadía

La visión de los musulmanes de Occidente

En los últimos años, los grupos islamistas que hacen vida en Europa han señalado la importancia de la libertad de conciencia en el Islam, basándose en que ellos solo tienen permitido divulgar el mensaje del Islam de forma pacífica.

Sin embargo algunos grupos en particular han sido más contundentes en sus posturas, las comunidades árabes en Reino Unido han rechazado los prejuicios y señalamientos que se han edificadodesde Occidente. Rechazan constantemente que el Islam sea una religión violenta, creen que es un error por  parte de Europa y Estados Unidos fijar postura  sobre la religión musulmana, basándose en “las atrocidades” que cometen grupos como ISIS

 

Ante los ataques del Estado Islámico del pasado año 2014.  Si se analiza la postura de la gran mayoría de los grupos islamistas alrededor de Europa, Norteamérica y Latinoamérica, se evidencia que existe una exhortación general, dirigida hacia la reflexión sobre los intereses económicos y políticos que hay detrás de estos grupos violentos.  

El planteamiento que se hace en la comunidad musulmana, más allá del mundo árabe, se enmarca sobre el origen de la capacidad del Estado Islámico para reunir la ingente cantidad de fondos, que le permiten ejecutar actividades bélicas y de terrorismo, durante prolongados períodos de tiempo. 

Entre naciones de credo musulmán, se han cruzado acusaciones sobre el origen del armamento de ISIS. Una de las posturas más radicales, que ha tomado formado dentro de la opinión púbica árabe, sostiene que ISIS está recibiendo apoyo económico  de algunas potencias y de países con grandes reservas de petróleo, que prestan ayuda de forma encubierta. 

Portavoces oficiales de Emiratos Árabes Unidos y Arabia Saudita señalan que desde hace muchos se ha denunciado la relación de grupos económicos importantes con grupos terroristas, pero que solo ahora Occidente se está dando cuenta de ello
 
 El difuntorey de Arabia Saudita, Abdalá bin Abdulaziz al Saud junto con el Secretario General de la ONU, Ban Ki-moon, ambos hicieorn esfruerzos por detener el avance de ISIS


La diferencia entre otros grupos islamistas

Desde mediados del año 2014, el Estado Islámico ha reclutado en sus filas a una gran cantidad de grupos violentos minoritarios, procedentes del norte de África y Asia menor. Esta captación se ha dado de manera vertiginosa en comparación a otros grupos armados de la misma línea ideológica.

 
 Logo del grupo islamista Al Qaeda

Pero no solo es la vertiginosa ampliación de ISIS lo que sorprende en la región. El jeque Yusuf Al- Qaradawi, presidente de la Unión Internacional de Eruditos Musulmanes y  líder intelectual de los Hermanos Musulmanes, ha rechazado enfáticamente la ideología y las actividades del Estado Islámico. 

También, denunció  las intenciones del grupo por constituir un califato, argumentando que eso sería una entidad ilegal. “No hay ninguna base para esta reclamación en el islamismo”, indica el jeque.

Por su parte, el Jeque Aadel Al-Kalbani, ex imam de la Gran Mezquita en Meca,  señala  que se debe reconocer que el  pasado contiene cosas no compatibles con el presente. “El colapso religioso de Occidente sólo ocurrió después que se volvió plenamente consciente de la profundidad del enorme abismo entre el conocimiento científico al servicio de la cultura que la mente humana ha alcanzado y las creencias religiosas”, indica Aadel Al-Kalbani. También hace una comparación entre las leyes establecidas por la iglesia, que incluían creencias que habían sido distorsionadas o mal entendidas y lo hoy que hace el Estado Islámico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada